Los 7 mejores templos griegos antiguos que debes conocer

7 mejores templos griegos

Los templos de la antigua Grecia siguen influyendo en la arquitectura occidental y nos recuerdan los ideales de la antigua civilización griega. Estas estructuras eran lugares de culto y lugares de peregrinación. Sin embargo, también servían como tesoro y reunían a la gente para festivales, juegos, política e incluso atención médica.

Puede que estés familiarizado con el famoso Partenón, pero ¿cómo de bien conoces los otros templos importantes de la Antigua Grecia? Aquí hay una lista de siete claves, incluida una considerada una maravilla del mundo antiguo.

1. El Partenón: un hito icónico

Partenón del oeste. Atenas. Grecia
Partenón del oeste. Atenas. Grecia

El Templo del Partenón, que se alza majestuosamente en la cima de la colina de la Acrópolis de Atenas, es un hito emblemático de la ciudad. Ninguna visita a Atenas estaría completa sin subir a la Acrópolis y visitar un templo. Además de ser un vibrante destino turístico, el Partenón es un ejemplo excepcional de la arquitectura griega antigua y un símbolo de la civilización clásica. Fue construido entre el 447 y el 438 a.C., y las decoraciones se completaron en unos seis años. El Partenón está dedicado a la diosa Atenea, diosa patrona de Atenas, y fue construido en el lugar de un santuario anterior.

El Partenón fue construido en orden dórico utilizando mármol pentélico. Los elementos clave del orden dórico incluyen columnas sin bases, una parte superior plana y un friso y metopas alrededor de los lados superiores. El templo rezuma simetría y armonía, pero en realidad está lleno de ilusiones ópticas que lo hacen parecer aún más grande de lo que realmente es. Las columnas están ligeramente inclinadas hacia adentro y son más estrechas en la parte superior que en la inferior. Todas las líneas horizontales están ligeramente curvadas hacia arriba para que el edificio parezca simétrico para una persona parada junto a él y mirando hacia arriba. El templo estaba ricamente decorado con esculturas que representaban escenas mitológicas. El friso del Partenón rodeaba los muros exteriores y probablemente representaba una procesión durante el festival Panatenaico.

A lo largo de los siglos, el Partenón ha sufrido cambios importantes y, junto con la ciudad, sufrió durante las guerras. Fue convertida en iglesia cristiana en el siglo V y mezquita islámica en 1456 tras la invasión de los turcos otomanos. Durante el asedio veneciano de Atenas en 1656, resultó gravemente dañada por una bala de cañón que impactó en una habitación llena de pólvora. La restauración del Partenón aún está en curso.

2. Templo de Apolo en Delfos: hogar del Oráculo

Templo de Apolo en Delfos. Alberto Tourneur 1894
Templo de Apolo en Delfos. Alberto Tourneur 1894

El Templo de Apolo en Delfos en la antigüedad era considerado el ombligo del mundo. A pesar de esto, todavía hoy es bastante remoto. Se encuentra en las laderas del monte Parnaso en el centro de Grecia. En el lugar del santuario, el famoso oráculo concedió profecías sobre cuestiones personales y políticas a numerosos peregrinos. Las profecías fueron dadas a través de una sacerdotisa conocida como Pythia. Las tesorerías contenían varios artefactos notables y obsequios de dedicación. Varias ciudades-estado mantuvieron sus tesoros en el territorio del santuario. El Templo de Apolo se volvió rico e influyente gracias a donaciones y donaciones de las ciudades-estado griegas.

Se desconoce la fecha exacta de construcción de la primera estructura, pero existieron varios santuarios anteriores antes de su construcción final en el 510 a.C. Fue construido en estilo dórico y tenía seis columnas en la fachada y quince en los laterales. El templo era tan impresionante en tamaño y grandeza como las estructuras arquitectónicas griegas antiguas más destacadas.

El declive del santuario se consolidó cuando el cristianismo comenzó a extenderse por todo el Imperio Romano. Las antiguas religiones fueron prohibidas como paganismo por primera vez en el año 390 d.C. mi. y finalmente en 435 la zona fue abandonada y finalmente destruida por terremotos. Después de que comenzaron las excavaciones en 1892, el Templo de Apolo volvió a convertirse en uno de los sitios de Grecia que atrae a las masas. Hoy en día es uno de los sitios arqueológicos más visitados de Grecia, y miles de turistas acuden a Delfos cada año para disfrutar del aura mística que envuelve este sitio que alguna vez fue sagrado.

3. Templo de Zeus en Olimpia: una de las siete maravillas del mundo

Templo de Zeus en Olimpia. Ernst Wallis 1875
Templo de Zeus en Olimpia. Ernst Wallis 1875

El Templo de Zeus en Olimpia era colosal y correspondía al poder del rey de los dioses a quien estaba dedicado. Contenía una enorme estatua de Zeus de 12 a 13 metros (39 pies) de altura, esculpida en marfil y oro utilizando una técnica conocida como criselefantina. La impresionante estatua representaba al dios Zeus sentado sosteniendo un cetro en una mano y una estatua de Nike, la diosa de la victoria, en la otra. El escultor Fidias tardó unos diez años en completar la estatua, y fue catalogada como una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

El Templo de Zeus fue construido entre el 466 y el 456 a.C. sobre un santuario anterior. La estatua fue creada por el famoso escultor Fidias. El exterior estaba decorado con esculturas que representaban escenas mitológicas, batallas legendarias y personajes heroicos. El templo fue construido en orden dórico. Tenía seis columnas en la fachada y 13 en los laterales. Pausanias escribe que el tamaño era impresionante: más de 20 metros de altura.

Un incendio destruyó la estructura en el siglo V d.C. y los terremotos posteriores completaron la destrucción. Se desconoce qué pasó con la impresionante estatua de Zeus. Hoy sólo quedan fragmentos de él.

4. Templo de Poseidón en Sounion: puerta de entrada a Atenas

Templo de Poseidón en Sunion. 1896
Templo de Poseidón en Sunion. 1896

El Templo de Poseidón se encuentra sobre un acantilado con vistas al mar Egeo. Estaba dedicada al dios del mar, Poseidón . Sirvió como faro para los navegantes y desempeñó un papel vital en la antigua navegación marítima. El templo fue construido durante la Edad de Oro de Atenas, cuando Pericles ordenó la construcción de varios edificios públicos importantes.

Arquitectónicamente, es un buen ejemplo del orden dórico. Su diseño contempla seis columnas en la fachada y trece en los laterales. El mármol utilizado en la construcción se extrajo de la zona. El Templo de Poseidón es un ejemplo interesante de su papel multifacético en la cultura griega antigua. Eran lugares de culto, pero también podían actuar como tesoros y fortalezas. También era un faro y una torre de vigilancia que controlaba la entrada a Atenas a través del mar. A lo largo de los siglos ha sufrido guerras, incluidos ataques de piratas y terremotos. Durante los trabajos de restauración se conservaron y reconstruyeron partes de la estructura.

La inscripción en una de las columnas la hace especialmente fascinante. El famoso poeta inglés Lord Byron grabó su nombre en una de las columnas durante su gran gira por Europa. También escribió un poema sobre sus experiencias en Sunion. Hoy en día, los turistas acuden al santuario en autobús para disfrutar de impresionantes vistas de la costa y fascinantes puestas de sol.

5. Templo de Hefesto en Atenas – conservado durante siglos

Templo de Hefesto en el antiguo Ágora de Atenas. George E. Koronaios 2021
Templo de Hefesto en el antiguo Ágora de Atenas. George E. Koronaios 2021

El Templo de Hefesto en el ágora ateniense es uno de los santuarios griegos antiguos mejor conservados. Fue construido en honor al dios del fuego y la habilidad, Hefesto. También se le conoce como Hephaesteon o Theseion. Construido en el lugar de un santuario mucho más pequeño en el año 449 a.C., brinda a los visitantes modernos la oportunidad de experimentar el esplendor arquitectónico de la antigua Atenas.

A diferencia de muchas otras estructuras griegas antiguas, el Hephaesteon se ha mantenido relativamente intacto a lo largo de los siglos. Incluso todavía tiene techo. La conservación se debe principalmente al hecho de que fue convertida en una iglesia ortodoxa griega alrededor del año 700 d.C. La iglesia tuvo muy poco uso y fue cerrada en 1834. Arquitectónicamente, el santuario de Hefesto está construido en orden dórico. El templo es periférico, rodeado por todos lados por una columnata. Frisos y metopas de mármol ornamentados representan escenas de la mitología griega, como el nacimiento de Atenea y el regreso de Hefesto al Monte Olimpo.

El Templo de Hefesto estaba situado en el Ágora, en el corazón mismo de la vida civil y comercial de la antigua Atenas. Como otros santuarios, tenía varios propósitos. Era un lugar de culto, pero también funcionaba como tesorería, sala de reuniones y, a veces, incluso como taller de metalurgia. Hoy en día, los visitantes pueden recorrer el Templo de Hefesto y admirar sus columnas bien conservadas, sus intrincados relieves y su impresionante diseño arquitectónico. Esto nos da una conexión concreta con el rico patrimonio cultural de Atenas.

6. Templo de Artemisa en Éfeso: perdido en la historia

Construcción del templo de Artemisa en Éfeso, Hendrik van Cleve III, siglo XVI
Construcción del templo de Artemisa en Éfeso, Hendrik van Cleve III, siglo XVI

El Templo de Artemisa estaba ubicado en Éfeso, en la moderna provincia turca de Esmirna. Poco queda de él; sólo una columna sigue en pie. Alguna vez estuvo dedicado a la diosa Artemisa y fue el lugar del singular Festival Artemisia, que incluía una gran procesión. Fue construido originalmente en el siglo VI a. C., pero ha sido destruido y reconstruido varias veces a lo largo de los siglos por diversas razones, incluidos incendios provocados, guerras y desastres naturales. Cada reconstrucción buscó superar en tamaño a la anterior. Hubo un tiempo en que fue considerada una de las siete maravillas del mundo antiguo.

Su tamaño colosal y su intrincada ornamentación caracterizaron la arquitectura de la estructura. Tenía columnas jónicas de unos 18 metros o 60 pies de altura con elaborados capiteles decorados con relieves esculpidos de criaturas y dioses míticos. El santuario estaba rodeado por un vasto patio y contenía muchas estatuas y tesoros dedicados a Artemisa.

El Templo de Artemisa era un famoso lugar de culto y lugar de diversos festivales, días festivos y otras reuniones. Peregrinos de todo el mundo griego viajaron largas distancias para llegar al santuario, realizando sacrificios votivos y buscando la bendición de Artemisa. Éfeso fue una ciudad importante durante el Imperio Romano, pero la invasión gótica la destruyó en el año 267 d.C. El Templo de Artemisa finalmente se derrumbó en el siglo V d.C.

7. Templo de Hera en Paestum: un sitio patrimonial

Paestum. Templo de Hera. Miguel Hermoso Cuesta 2013
Paestum. Templo de Hera. Miguel Hermoso Cuesta 2013

El Templo de Hera en Paestum fue construido en 460-450 a. C. en Magna Grecia, Italia moderna, región de Campania. De hecho, hubo varios santuarios en Paestum e incluso dos dedicados a Hera . Este último se conoce como el Templo de Hera II y es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura griega antigua en Italia. Paestum era un importante centro de adoración para Hera, la esposa de Zeus, pero Zeus también era adorado aquí. Fue construido según la arquitectura del santuario de Zeus en Olimpia.

El Templo de Hera es una combinación única de estilos arquitectónicos. Aunque sigue el orden dórico típico de la arquitectura griega antigua, también exhibe algunos elementos del estilo arcaico anterior que prevaleció en Grecia en el siglo VI a.C. Esta combinación de estilos proporciona información valiosa sobre la evolución de la arquitectura griega antigua. Destaca por su impresionante tamaño y proporciones. Tiene una estructura periférica con seis columnas en la fachada y catorce en los laterales. Su escala, combinada con una excelente conservación, sorprende la imaginación.