18 datos interesantes sobre Senegal

Senegal bandera

Senegal es un pequeño estado de África occidental. Estas tierras, como casi el resto de África, alguna vez estuvieron bajo el control de los colonialistas europeos, como resultado de lo cual la cultura local fue parcialmente desplazada. Sin embargo, después de que Senegal obtuvo su independencia, las tradiciones y costumbres locales se han fortalecido y, cabe señalar, algunas de ellas son muy inusuales e interesantes.

Datos sobre Senegal

  1. El símbolo nacional de Senegal es el baobab: estos árboles no se pueden talar e incluso está prohibido treparlos sin un permiso especial. El baobab se utiliza mucho en la cocina local, el más popular es el jugo rojo rubí de su fruta.
  2. La cocina senegalesa está considerada una de las mejores de los países africanos y poco a poco está ganando popularidad en todo el mundo.
  3. Los senegaleses no sirven la comida en platos, sino en tablas especiales con ranuras talladas.
  4. El país debe su nombre al río Senegal, que fluye al sur de su territorio.
  5. En Dakar, la capital de Senegal, se construyó en 1964 la Gran Mezquita, a la que sólo tienen derecho a entrar los musulmanes.
  6. El mundialmente famoso rally París-Dakar finaliza cada año en la capital.
  7. En la isla de Gorey, ubicada cerca de Dakar, hay un mercado de esclavos cuidadosamente reconstruido, construido en 1786 y ahora es un museo de cultura y folclore africanos.
  8. En la ciudad más antigua de Senegal, Saint-Louis, hay un cementerio musulmán único, donde todos los espacios entre las tumbas están cubiertos con redes de pesca.
  9. Senegal tiene un lema nacional: «Un pueblo, un propósito, una fe».
  10. Senegal es un país con una población joven, la mayoría de los ciudadanos (58%) tienen menos de 20 años.
  11. A los senegaleses les encanta tomar té con menta, y la primera taza es muy fuerte, a la segunda se le añaden unas cucharadas de azúcar y la tercera es simplemente insoportablemente dulce para las personas que no están acostumbradas a beber este tipo de té. Los lugareños también prefieren tomar café con clavo y pimienta.
  12. En Senegal casi no hay animales grandes excepto los antílopes: todos fueron exterminados.
  13. Después de la independencia en 1960, todos los europeos fueron expulsados ​​de Senegal. Dado que entre la población local hay muy pocas personas educadas, este paso provocó el colapso de la industria y la agricultura. El país todavía vive principalmente de la ayuda humanitaria del exterior.
  14. El deporte nacional es la llamada «lucha senegalesa», o Laamb; este tipo de arte marcial es una mezcla de lucha tradicional y pelea con puños. Tradicionalmente, se utilizaba para permitir a los jóvenes mostrar su fuerza y ​​agilidad y así encontrar pareja.
  15. En Senegal hay un lago Retba de color rosa brillante: el agua, cuya salinidad alcanza el 40%, tiene un color inusual debido a los microorganismos que viven en ella. El contenido de sal en el lago es 1,5 veces mayor que en el Mar Muerto.
  16. En el territorio de Senegal hay antiguos cementerios que datan de los siglos XI-XII. Están decoradas con círculos de piedra inusuales que constan de 10 a 24 columnas de hasta 250 centímetros de altura. Los científicos aún no han llegado a un consenso sobre por qué se necesitaban estos asombrosos anillos.
  17. Casi toda la vegetación senegalesa se concentra en el territorio del parque nacional más antiguo: Niokola-Koba.
  18. En Senegal hay un pueblo de pescadores llamado Joal-Fadiouth, la mitad del cual está en tierra y la otra mitad en una isla hecha de conchas obtenidas por los pescadores locales.
autor
José Alberto Sánchez

Historiador con una pasión ardiente por desentrañar los misterios del pasado. Me gradué con una licenciatura en Historia de la Universidad de Salamanca, donde adquirí un profundo conocimiento de las civilizaciones antiguas y las épocas históricas que han moldeado nuestro mundo. Desde entonces, me he dedicado a investigar y compartir historias que cautiven la imaginación y promuevan una comprensión más profunda de nuestro legado histórico. Mi objetivo es no solo educar, sino también inspirar a otros a explorar las maravillas de la historia y su impacto en nuestro presente.